Ves al contingut principal

SOMETHING IS ROTTEN IN THE SPANISH DEMOCRACY (Algo está podrido en la democracia española)



La policía golpeaba, en las calles de Madrid, a los mineros españoles y a todos los que habían secundado su protesta. Escribir que la policía golpeaba no deja de ser un eufemismo, las imágenes demuestran que eran más que golpes indiscriminados, se trataba de dilapidar con la violencia del Estado cualquier atisbo de ejercer el derecho a protestar. Eso sucedía mientras en las Cortes españolas se escenificaba otra dilapidación, la del mal llamado estado del bienestar (mal llamado porque de ese bienestar nunca se beneficiaron todos los ciudadanos ni en idéntico grado). Mariano Rajoy anunciaba una serie de medidas que unos meses atrás había criticado con dureza, unas medidas que no figuraban en su programa electoral. En la calle, la policía de Rajoy/Fernández Díaz (como si hubiera sido la de Mas/Puig, en la cultura del terrorismo de Estado, los eunucos se confunden) apaleaba a los ciudadanos, niños incluidos; apaleaba a unos ciudadanos que protestaban por lo objetivamente cierto: ese gobierno mintió al subir al poder, aseguró que no haría lo que ha hecho y, si alguien se lo recuerda, lo abate con la fuerza de la violencia.

Algo está podrido, sin duda, en este sistema político. No es lógico que permanezca en el poder un gobierno que ha mentido, que rescata a los banqueros corruptos mientras detiene y mete en prisión a personas humildes que se limitaban a protestar. Un gobierno que basaba su corpus doctrinario en el patrioterismo, en la fuerza de España como nación y que ha tenido que desistir de toda su palabrería para hacer lo que Europa le dicta. Los argumentos son muchos, pero la enfermedad no reside ahí. Para mí, lo fatal es que el sistema está tan infectado, tan putrefacto que si hoy mismo Mariano Rajoy dimitiera, como debiera, por haber mentido, por llevarnos a todos a la catástrofe (subida del IVA, de las matrículas universitarias, de las tarifas eléctricas y del gas, bajada de los sueldos, despidos masivos, limitación en el cobro de los subsidios, reducción de las pensiones….), si hubiera hoy unas elecciones, lo más probable es que el Partido Popular volviera a ganar.

Algo está podrido cuando, a pesar de haber demostrado inutilidad, a pesar de hacer lo que se prometió que no se haría, la población vuelve a votar a aquellos que mintieron, que apalearon a nuestros hijos, que se enriquecieron con nuestros ahorros, que en lugar de defendernos, miran hacia otro lugar o te meten en la cárcel. Y que nadie me diga que no hay alternativas. El sistema está corrupto cuando la población no es consciente de que el sentido común indica que, cuando algo no funciona, hay que cambiarlo, pero no por algo que ya habíamos comprobado que tampoco funcionó (me refiero, claro está al PSOE). El sistema de partidos políticos se ha convertido en una dictadura, pero no en una dictadura de privilegiados, de ilustres, aquí no existe un despotismo ilustrado; todo lo contrario, los partidos parlamentarios están repletos de personas poco capacitadas, sin formación universitaria, están ahí por el simple hecho de militar en una organización, sin ningún mérito. La democracia ha fracasado. Y el silencio del pueblo frente a la mentira, frente a la violencia, me aterroriza.

Shakespeare se equivocó, cuando en Hamlet Marcelo dice aquello de que algo está podrido en el estado de Dinamarca, sin duda, no sabía que lo putrefacto estaba mucho más al sur.

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

TOTUM REVOLUTUM. (O quan uns no són "dels nostres" 2)

Qui ha dit que els estius són avorrits? Jo no n’havia passat mai un de tan poc ensopit. Mentre al país veí miraven de fer govern (o escenificaven l’astracanada), nosaltres ens entreteníem amb un espectacle no per conegut menys esfereïdor: el tots contra tots. Jo això no ho trobo dolent, m’agrada que cadascú defensi les seves posicions ideològiques... quan hi ha ideologia, és clar. La societat catalana més aviat s’ha convertit en un plató de televisió on es crida molt fort, sense debat, sense arguments, on el que més importa és fer soroll en contra del contrari. I ja sabem que, en els esquemes de la comunicació, el soroll impedeix que ens entenguem.
Tots contra tots, dic. Els del govern contra la CUP; els del DUI contra els del RUI; els independentistes contra els unionistes; els unionistes federalistes (si és que això és possible) contra els espanyolistes carpetovetònics... i tots contra la Colau, i els partidaris de la Colau en contra del món, si em permeteu la broma, que ara explicar…

JAVIER PÉREZ ANDÚJAR ÉS L’EXCUSA, QUI MOLESTA ÉS LA COLAU... O QUAN UNS NO SÓN “DELS NOSTRES”.

La situació política a Catalunya va per vendavals. Ara ens trobem enmig d’una tempesta aparentment pertorbadora per bé que tinc la impressió que es tracta més aviat de pluja fina. Alguns comentaristes volen fer passar la cosa per més gran del que és. Davant de la immundícia i de la inoperància del sistema polític espanyol (i del català, també), hi ha coses que no mereixerien ni un breu, malgrat que alguns li atorguin el rang de titular a quatre columnes.
El vendaval d’ara porta el nom de Javier Pérez Andújar, l’escriptor, a qui ja fa temps li vaig dedicar un text en aquest mateix blog a propòsit del seu meravellós llibre Paseos con mi madre. Però jo crec que ell és l’excusa, a qui volen atacar de veritat és a l’Ada Colau arran que l’alcaldessa de Barcelona l’hagi escollit com a pregoner de les Festes de la Mercè. Es tracta d’un vendaval passatger, afirmo. Perquè, diguem-ho clar, quants de vosaltres sabeu dir-me de memòria el nom dels pregoners dels últims deu anys i, suposant que ho sa…

EXPUESTO, EL OBJETO ES CASTRADO. APUNTES SOBRE ARTE Y POLÍTICA

“una exposición [consiste en colocar] objetos que no bramarán, no hederán, no se despelotarán, no pedorrearán, no escupirán, no proferirán heridas, no las recibirán, serán sacados de su línea de actividad viva por el hecho de figurar en una ‘exposición’ [...] expuesto el objeto es castrado, extraído del dinamismo orgánico que lo produjo y entregado a las masturbaciones mezquinas de los burgueses que como pasmarotes pasan a contemplarlo como una percepción de lujo que se añade a sus fornicaciones mezquinas de todas las noches.”