Ves al contingut principal

JAVIER MARÍAS, ¿DÓNDE ESTABAS CUANDO TE NECESITÁBAMOS?


El problema español está tocando fondo. Digamos que el proceso soberanista en Cataluña está provocando que todos tengan que pronunciarse. Sí, ahora ya es el momento de tomar posiciones porque los que pensaban que eso del “derecho a decidir” era un ligero tactismo de los partidos políticos están comprobando su error. Si hubiesen vivido en Cataluña se habrían dado cuenta de que, desde el 11 de septiembre de 2011, los partidos políticos están rezagados respecto a la sociedad catalana. Se habrían dado cuenta, no tanto en la Cataluña interior, mayoritariamente catalanista de siempre, sino en el antiguo “cinturón rojo”, dónde yo vivo, en esos feudos tradicionalmente socialistas (por dejación de los viejos “psuqueros”, por cierto), esos en los que gente como el alcalde Antonio Balmón luce un espíritu claramente antidemocrático, de que en los últimos tiempos ha crecido superlativamente el desencanto —o la rabia— hacia las políticas que el Estado español ha desplegado en Cataluña y sobre lo catalán. Se percibe en personas castellanoparlantes, en familias que llegaron hace años a este territorio y que nunca se sintieron maltratados, como algunos partidos políticos catalanes se empeñan en defender. ¿Cuántas personas están dando este giro en favor de una Cataluña independiente? Nadie lo sabe, por eso se necesita hacer una consulta, para conocer la opinión de todos, absolutamente de todos.

Sí, ahora todos los españoles sabios corren a posicionarse porque ven que esto no es un juego. Se trata de un reto de enjundia, que pasará a la historia del mundo sea cual sea su resultado. El último en pronunciarse ha sido Javier Marías, que dice estar preocupado si España se queda sin Cataluña, pero lo dice amenazante, con la arrogancia que él mismo se otorga para señalar que los catalanes también deberían sentirse preocupados ya que, a su entender, si nos independizamos, quedaremos aislados del mundo, nadie nos podrá salvar de la derecha catalana, del onanismo nacionalista. A raíz de la intervención de Marías, me gustaría hacer algunas preguntas a personas ilustres como él. Por tanto, no me refiero a aquellos pseudo intelectuales (los Vargas Llosa, Boadella, Espada y compañía) que se desgañitan en contra del nacionalismo catalán mientras se envuelven en una bandera española. Boadella ya se retrató hace unos días: "Si no hubiera existido la lengua catalana hubiéramos sido más felices", dijo en una frase que a Wittgenstein le hubiese hecho temblar. ¡Cuánto odio! ¡Cuánta irracionalidad!

No, esos no me interesan, hace ya tiempo que tomaron partido. Quiero hacer una preguntas a los que ahora se manifiestan repentinamente federalistas, a los que, como Marías, ahora les preocupa que España se quede sin el territorio catalán, a los que de golpe les ha salido una vertiente catalanófila. Ahí van:

1. ¿Dónde se han publicado las protestas de los españoles sabios que tanto defienden ahora la plurinacionalidad del Estado español cuando el gobierno aragonés eliminó la palabra catalán de su mapa lingüístico y se inventó esa aberración del LAPAO? No recuerdo ninguna protesta y si la hubo, que no lo dudo, fue pequeña y no creció exponencialmente como crecían las mentiras sobre la convivencia lingüística en Cataluña.

2. ¿Dónde estaban las voces de los lingüistas españoles, de los miembros de la RAE, levantando la voz, gritando incluso, ante esta obcecación política de la derecha valenciana por no querer admitir lo que la filología certifica, que el valenciano es un dialecto del catalán? ¿Por qué nadie des de Madrid ayudó a vociferar la verdad ante el juego sucio de los Zaplana, Camps, Barberà y el silencio de los socialistas valencianos? Se puede ser anticatalán en Valencia, las tradiciones hay que conservarlas, si uno lo desea, pero buscar argumentos que atentan contra la ciencia filológica, contra la propia historia, es una ignominia que merecía una insistencia cansina por parte de esos intelectuales que ahora tanto se preocupan por el asunto catalán.

3.  Esos mismos sabios que ahora manifiestan su vocación federalista, ¿se han preguntado alguna vez por qué hay tan pocas universidades españolas que impartan enseñanzas sobre lo catalán en sus facultades de letras? El dato es hiriente y enormemente revelador: durante el curso 2011/2012 en España había tres universidades (Alcalá de Henares, UNED y Santiago de Compostela) en las que se impartía alguna asignatura centrada en lo que podríamos denominar estudios catalanes. Lo hiriente es que, al contrario que en España, en dónde el catalán y lo catalán dice la Constitución que debe protegerse, en el resto del mundo había muchas universidades que impartían estudios de catalanística: 22 universidades en Alemania, 17 universidades en el Reino Unido, 12 universidades en los Estados Unidos de América, 12 universidades francesas, 9 universidades en Italia y, entre unas cuantas más, y por poner una nota digamos exótica, una universidad en la India.

4. Esos sabios federalistas, tanto los de nuevo cuño, como los socialistas catalanes, que proclaman ese federalismo naíf, tan poco inteligente, ¿se han dado cuenta de que un verdadero federalismo español, implicaría que el estudio de lo catalán (y de lo vasco y de lo gallego), no solamente debería incrementarse en las universidades españoles, sino también en las escuelas de toda la península? Porque ese sería el único camino para hacer que las nuevas generaciones sintieran que viven en un verdadero estado pluricultural, no en un Estado centralista que soporta como puede a las culturas y a las lenguas periféricas.

5. ¿Cuántos intelectuales españoles han denunciado que, recientemente, el Instituto Cervantes prohibiera la presentación del libro Victus, de Albert Sánchez Piñol? Parece anecdótico, pero también es revelador que los que tanto se preocupan de las manipulaciones del gobierno catalán, no denuncien un acto de censura política contrastada.

6. Esos españoles sabios, tan amigos de Cataluña, tan preocupados por nuestra suerte como país, nunca o pocas veces se ocupan de denunciar las mentiras que se vierten sobre los problemas en las escuelas catalanas. Son muy contrarios al PP, Marías decía que la derecha española “puede con él”, pero ¿ha denunciado la LOMCE del ministro Wert?, ¿ha levantado la voz para decir que sólo 40 familias que viven en Cataluña han pedido que sus hijos estén escolarizados en español? Una cifra que demuestra que son una minoría absoluta. Y que conste que soy de los que considera que las democracias sanas son, precisamente, las que tienen en cuenta las opciones minoritarias, pero lo que resulta indignante es que partidos como Ciudadanos, como el PP, hagan de la minoría una verdad injuriosa. Y más indignante aún que los sabios españoles no se den cuenta de ello, y no lo denuncien desde sus privilegiadas posiciones.

7. En última instancia, ¿cuándo Javier Marías dice que una Cataluña independiente estaría al albur de suerte y nadie la podría salvar de sus oligarquías, me podría decir en qué momento España nos ha salvado en los último años de los problemas que los catalanes hemos tenido en el registro lingüístico y cultural? Si nunca nos ha salvado, si ha permitido todos estos —y otros tantos—descalabros en lo cultural y en lo lingüístico, y él ha estado callado, ¿cómo puede pretender que le demos pábulo ahora que se ha adherido a la estrategia del miedo?

Por favor, que nadie quiera salvarnos, los catalanes queremos votar y, después de votar, si ganamos, algunos de nosotros queremos arriesgarnos a un futuro incierto. Pero es que el pasado cercano no lo ha sido, de incierto, ha sido penoso. Y lo hemos tenido que surcar con muy poca compañía por parte de los intelectuales, de esos sabios españoles.

NB: Una semana más tarde del artículo de Javier Marías, Elvira Lindo se sumaba a los que se despiertan tarde, con un artítulo titulado "Perder las amistades". Ambos lo hacían en el mismo periódico, El Pais, que no se ha caracterizado tampoco por defender los ultrajes a la lengua y a la cultura catalana, si se me permite el eufemismo.

Comentaris

  1. Em sembla un article excel·lent que suscric plenament.

    josepmcp.blogspot.com

    ResponElimina
  2. Vargas Llosa es un pseudo-intelectual. Ya... el fascismo solamente reconoce a sus hijos ¿no?. Enhorabuena Batllori, seguro que tu nombre rivalizará con el suyo en los libros de literatura

    ResponElimina
    Respostes
    1. Fascista debe ser quien llama fascista a otro sin argumentos, y ocultándose en un pseudónimo...

      Elimina
    2. Mi nombre es Miguel Fernández Mejuto. Te he contestado de forma rápida desde el móvil al "no poder aguantarme" tras leer las injurias que viertes en tu blog, para lo que he usado mi usuario creado hace años en Wordpress con el que nunca había contestado a nadie.
      Y "no me puedo aguantar" porque desde tu blog, en el que te identificas como Professor d'Història de l'Art Contemporani i d'Història del Cinema a la Universitat Autònoma de Barcelona, descalificas la opinión de otras personas basándote en errores -¿mentiras?- de tamaño enciclopédico. No comparto tus ideas, pero las respeto. Lo que no respeto es la injuria y la "persecución intelectual" al que no comparte tus ideas. Para mí eso es la definición de fascista, en el sentido de una persona de ideas excluyentes y totalitarias cuyos argumentos parten de la descalificación del contrario. Especialmente graves me parecen las injurias cuando las vierte un funcionario público que pagan todos los ciudadanos, incluso aquellos que no compaten su credo.
      Es objetivamente una injuria tachar de pseudo intelectual a Vargas Llosa. Nada menos que premio Nobel de Literatura, Cervantes, Príncipe de Asturias, Rómulo Gallegos, Premio de la Paz de los Libreros de Alemania, honoris causa por algunas de las universidades más respetadas del mundo y uno de los escritores más influyentes en el mundo de habla hispana, con larga trayectoria en política. Si Vargas Llosa no es un intelectual verdadero, no sé quién puede decir que lo es.
      Es objetivamente una injuria tachar de pseudo intelectual a Albert Boadella. Actor, director, escenógrafo y dramaturgo que ha creado una treintena de obras con su compañía, una de las más influyentes de la península ibérica, especialmente centrada en la sátira socio-política. Director del Institut del Teatre de Barcelona de 1969 al 2007. Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes. ¿Tampoco este perfil corresponde a un intelectual?
      Tampoco Arcadi Espada es un intelectual según tu criterio. Un periodista y escritor con más de 35 años de trayectoria en diversos medios de prensa, director del Instituto Ibercrea, premio Francisco Cerecedo, premio Ciudad de Barcelona de Literatura y Espasa de Ensayo.
      Cuando dices que "Elvira Lindo se sumaba a los que se despiertan tarde", de nuevo mientes. Si tienes a bien usar el buscador de Google te tropezarás con posicionamientos de Elvira Lindo respecto al tema de hace años, entre ellos fue firmante en 2012 del "manifiesto sobre la situación de Cataluña".
      Incluso la crítica al posicionamiento "tardío" de Javier Marías con el que arrancas tu artículo, la aclara él mismo al comienzo de su artículo: "Poco después de la Diada, se me preguntó en una entrevista por Cataluña, y contesté que hasta ahora no le había dedicado aquí una columna entera principalmente por dos razones: una, para no bailar al son de Mas, Junqueras y Forcadell, como lleva haciendo todo el mundo desde 2012; dos, porque me cuesta sentir el menor interés por esa cuestión. Si a mí me daría lo mismo que dejara de existir una nación llamada España en pro de un conjunto más amplio, Europa, no me pidan que comprenda el empecinamiento de una porción de catalanes en tener pasaporte propio, embajadas, selecciones deportivas y un ridículo ejército [...]". Pero claro, no solamente hay que opinar lo mismo que tú, sino que hay que opinarlo cuando tú lo tengas a bien.
      En fin, señor Doctor, en una cosa si coincido contigo: ¡Cuánto odio! ¡Cuánta irracionalidad!

      Elimina
    3. Gracias por tu aportación, Miguel, lamento que sigas adjetivándome (fascista, totalitario, excluyente...) por un artículo en un blog, como si yo tuviera algún poder más allá de escribir, pero ahí queda tu opinión.

      Elimina
    4. Esto pasó hace casi un año. Y yo ni española soy...Un tanto abrumada después de leer las estridencias nacionalistas de Mas en su carta de hoy en El País, quise buscar un artículo que leí hace tiempo de Javier marías al respecto. Para mi desfortuna con lo que me tope fue esto...Leer al académico del blog, arrogante y tonto, me puso de muy malas...Este nacionalismo estridente y chirriante me parece profundamente pobre...Señor Miguel Fernández, yo coincido por completo. Ana Ojeda (México)

      Elimina
    5. "arrogante y tonto", vaya qué argumentos... Además, yo tengo la cautela de no hablar de un país que no es el mío, ¿no tiene usted suficientes problemas en Méjico que tiene que hablar sobre una situación que no conoce más que por la prensa?... En fin, un saludo desde Cataluña de un arrogante y tonto...

      Elimina
  3. Es muy lamentable el extremismo, defender posiciones de forma maniquea, con la tetosterona subida no nos hace mejores personas ni más cultas.
    En fin sentirse insultado por un artículo tampoco es razón.
    A mi Marías me gusta como escribe pero no comparto sus ideas políticas. Vargas Llosa escribió una maravilla La ciudad y los perros y siento que políticamente estamos a años luz. Sin embargo encuentro a Julio Cortázar más equilibrado como persona y como escritor y me siento más cerca de sus ideas. Por tanto entre el negro y el blanco estaría el gris.
    Bien estaría que hiciéseis las paces, en Inglaterra tienen más tradición democrática.
    Siento haver molestado, espero que no.

    ResponElimina
    Respostes
    1. ¿Como vas a molestar? Siempre he publicado todo lo que las personas tienen a bien enviar. Por tanto, más democrático que eso, imposible. Me parece bien que se defienda a Vargas Llosa, sólo faltaría, lo que lamento es que se diga que yo soy fascista por encontrar que sus posiciones políticas son sectarias, nada críticas con el poder español. En fin, que cada uno aguante sus argumentos y la forma de decirlos.

      Elimina
  4. Muy de acuerdo!
    Aquí te escribo en castellano para respetar los comentarios del blog.
    No obstante tambien he leído el artículo en "Núvol".
    Sira

    ResponElimina

Publica un comentari a l'entrada

Entrades populars d'aquest blog

TOTUM REVOLUTUM. (O quan uns no són "dels nostres" 2)

Qui ha dit que els estius són avorrits? Jo no n’havia passat mai un de tan poc ensopit. Mentre al país veí miraven de fer govern (o escenificaven l’astracanada), nosaltres ens entreteníem amb un espectacle no per conegut menys esfereïdor: el tots contra tots. Jo això no ho trobo dolent, m’agrada que cadascú defensi les seves posicions ideològiques... quan hi ha ideologia, és clar. La societat catalana més aviat s’ha convertit en un plató de televisió on es crida molt fort, sense debat, sense arguments, on el que més importa és fer soroll en contra del contrari. I ja sabem que, en els esquemes de la comunicació, el soroll impedeix que ens entenguem.
Tots contra tots, dic. Els del govern contra la CUP; els del DUI contra els del RUI; els independentistes contra els unionistes; els unionistes federalistes (si és que això és possible) contra els espanyolistes carpetovetònics... i tots contra la Colau, i els partidaris de la Colau en contra del món, si em permeteu la broma, que ara explicar…

BARCELONA, CAMBRILS, LES VÍCTIMES. UNA REFLEXIÓ DES DE LA COMMOCIÓ.

Escric per mi. I per qui vulgui llegir-ho, és clar. Necessito expressar les incerteses de tot plegat. Però no pretenc entrar en debat, ni donar lliçons. De fet, el meu cap és ple de molt poques veritats i, en canvi, de molts dubtes. Tot i no haver trepitjat encara Barcelona i Cambrils, llocs tan habituals en la meva vida, tinc una commoció interna. El que ha passat és molt gran, gran de greu, de bestial. Tan gran i greu com el que passa tan sovint a països molt allunyats dels nostres, i als quals dediquem poca atenció, perdó, els dedico poca atenció, no m’enganyaré a mi mateix. I tan gran i greu com el que ha passat a ciutats europees pròximes. Ara ens ha tocat a nosaltres. I per més que la raó em digui que el problema és global, que té raons econòmiques profundes, que no hem de subratllar la cosa domèstica nostra, no puc deixar de pensar en les Rambles, en el passeig marítim de Cambrils, fins i tot en el Walden. I, sobretot, en les víctimes que allà han caigut.
Perquè aquest és el pri…

EXPUESTO, EL OBJETO ES CASTRADO. APUNTES SOBRE ARTE Y POLÍTICA

“una exposición [consiste en colocar] objetos que no bramarán, no hederán, no se despelotarán, no pedorrearán, no escupirán, no proferirán heridas, no las recibirán, serán sacados de su línea de actividad viva por el hecho de figurar en una ‘exposición’ [...] expuesto el objeto es castrado, extraído del dinamismo orgánico que lo produjo y entregado a las masturbaciones mezquinas de los burgueses que como pasmarotes pasan a contemplarlo como una percepción de lujo que se añade a sus fornicaciones mezquinas de todas las noches.”